Hortícolas de Hoja

Hortícolas de Hoja

Los hortícolas de hoja son un conjunto de hortalizas de las cuales se consumen tanto sus hojas, láminas y peciolos. Dentro de este grupo podríamos destacar la acelga, espinaca, lechuga, col y muchas otras. En general, son cultivos propios de climas templados y levemente fríos.

Las principales necesidades nutricionales de este cultivo son:

Macronutrientes en Hortícolas de Hoja

Nitrógeno

El nitrógeno, como en todos los cultivos, es esencial para el correcto desarrollo de la planta, sin embargo, en el cultivo de hortícolas de hoja hay que aportarlo con cuidado, ya que, un aporte excesivo, puede llevar a la quema de las hojas. Una deficiencia en N producirá que las plantas tengan hojas débiles no turgentes de colores verde-amarillento.

Fósforo

El fósforo tiene un efecto muy importante sobre el rendimiento de este tipo de cultivos, siendo crítico en la segunda fase del cultivo. Una deficiencia en P será notoria sobre todo en las flores, que se secarán prematuramente además de tardar más en formarse y abrirse.

Potasio

El potasio cobre su importancia a la hora de la formación de las cabezas o cogollos, influyendo su sabor, firmeza y conservación. Además, aumenta la resistencia del cultivo a las enfermedades y plagas. Una deficiencia en K producirá un cambio en la forma y color de las hojas, las cuales presentarán bordes doblados, de menor tamaño a lo habitual y un color amarillento que terminará cambiando a gris. Aunque los síntomas empiecen a hacerse notorios en las hojas más viejas, si la deficiencia persiste, progresaran hasta alcanzar la parte superior de la planta.

Calcio

El calcio es indispensable para la formación de pared celular tras la división, lo que hace que sea indispensable para el desarrollo vegetativo del cultivo. Una deficiencia en Ca producirá un crecimiento amorfo y menguado de las hojas, disminuyendo su productividad y rendimiento.

Magnesio

El magnesio es esencial ya que produce en la planta un color verde vivo y atrayente, lo que luego llevará a un mejor rendimiento del cultivo. Una deficiencia en Mg en el cultivo puede llevar a la formación de hojas de color entre blanco y amarillo, a veces incluso con manchas marrones.

Micronutrientes en Hortícolas de Hoja

Boro

El boro es un elemento indispensable para este tipo de cultivos ya que participa activamente en el transporte de azucares a lo largo de la planta. Además, favorece la división celular y por tanto el crecimiento de la planta e interviene en el metabolismo de las auxinas y ácidos nucleicos. Junto a todos estos efectos fisiológicos, también favorece la asimilación del Calcio y Fósforo. Sin embargo, su aporte es delicado debido a que si se sobrepasa la dosis necesaria puede producir toxicidad. Una deficiencia en B producirá que las hojas verdes centrales de la planta se vuelvan amarillas con los bordes marrones, además, hará que las flores tarden más en abrirse.

Zinc

El zinc actúa en la planta como catalizador de enzimas para su crecimiento, es un componente esencial de las proteínas, promueve el crecimiento y desarrollo de los cultivos y es esencial para el correcto funcionamiento de su metabolismo. Es de los micronutrientes más importantes junto con el Boro, a diferencia de que éste no produce toxicidad si se sobrepasa la dosis necesaria. Una deficiencia en Zn produce una deformidad durante el crecimiento tanto de los tallos como de las hojas, acortándose al mismo tiempo, por lo que no serían viables para su comercialización.

Hierro

El hierro forma parte activa en la síntesis de la clorofila, además de intervenir en muchas otras reacciones enzimáticas necesarias tanto para asimilación de otros nutrientes como para el metabolismo de los mismo intracelularmente. Una deficiencia en Fe produce un amarilleamiento de las hojas debido a la falta de clorofila que se produce en ellas, predominando los pigmentos como la xantofila y carotenoides.

Manganeso

El manganeso interviene como activador enzimático en las reacciones involucradas en el metabolismo de ácidos orgánicos, fósforo, nitrógeno y en la síntesis de aminoácidos y proteínas. Además, interviene en la síntesis de la clorofila junto con el hierro. Una deficiencia en Mn producirá, en los hortícolas de hoja, un amarilleamiento de las hojas y tallo, así como un moteado marrón si se prolonga.

Cobre

El cobre se encarga de la activación de diversos sistemas enzimáticos, incluidos los involucrados en la fotosíntesis, respiración celular y metabolismo de carbohidratos y proteínas. Además, intensifica el sabor y color de estos cultivos. Una deficiencia en Cu producirá inicialmente un amarilleamiento y enrollamiento de las hojas nuevas. Esto puede llegar a producir manchas necróticas generalmente en los bordes de éstas. Si la deficiencia persiste, las hojas pequeñas pierden su brillo y se marchitan, además los meristemos apicales necrosan y se inhibe el desarrollo de las ramas laterales.

Molibdeno

El molibdeno es un componente esencial de las enzimas involucradas en la asimilación del nitrógeno y fósforo. Una deficiencia en Mo producirá una deficiencia en Nitrógeno, dándose los síntomas de ésta. Esta carencia será visible en las hojas más viejas de los cultivos de hortícolas de hoja, ya que se trata de un nutriente móvil.

Puedes descargar la Guía de Abonado en Hortícolas de Hoja debajo de este párrafo. También puedes ver otros cultivos clicando sobre ellos: Hortícolas de Fruto, Olivar, Cereales, Frutales de Pepita, Frutales de Hueso, Cítricos, Vid, Frutos Rojos y Subtropicales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Acepto