Nuestro Blog El espacio en el que la agricultura es de todos
  • 07-04-2022

La importancia de los microorganismos en el suelo

En el suelo existe un ecosistema complejo y dinámico en el que conviven numerosos organismos que interactúan entre sí, dando lugar a diversas asociaciones. Centrándonos en los cultivos, las plantas establecen en la rizosfera relaciones con los microorganismos. Estas relaciones, en su mayoría, son simbióticas, es decir, esta conexión permite a las plantas nutrirse de manera más eficaz y a los microorganismos, por su parte, desarrollar poblaciones con grandes reservas de nutrientes. Toda esta interacción se traduce en una renovación y mejora en las características del suelo.

En el planeta encontramos una gran diversidad de suelos y cada uno cuenta con una biodiversidad característica. Aunque todos tienen en común que la relación de materia orgánica, estructura y dinámica es debida a la actividad de los microorganismos, que mayoritariamente se realiza desde la superficie del suelo hasta unos 20 centímetros de profundidad.

Los microorganismos que se encuentran dentro de todos los suelos poseen unas capacidades, estudiadas y algunas aún por hacerlo, que les permiten la mejora del suelo y la promoción del crecimiento vegetal. A estas capacidades intrínsecas se las conoce como actividades PGPRs, del inglés “Plant Growth Promoting Rhizobateria”.

Cepas de microorganismos desarrolladas por Herogra Especiales.

Cepas de microorganismos desarrolladas por Herogra Especiales.

¿Qué papel juegan los microorganismos en el suelo?

En la agricultura, la capacidad de los microorganismos no solo se basa en la formación de agregados y mejora de la parte física del suelo, sino que, también, en la parte biológica y molecular.

Los principales efectos de la presencia de microorganismos en el suelo son:

  • Mejora de la nutrición vegetal
    • Los microorganismos aumentan la fuente de nitrógeno en el suelo, o pueden aportarla a la planta directamente, ya que tienen la capacidad de fijar nitrógeno de la atmósfera.
    • Gracias a los microorganismos se produce un aumento de la biodisponibilidad del fósforo en el suelo. Este hecho es debido a actividades enzimáticas y otros componentes, que transforman el fósforo insoluble en formas disponibles para la planta.
    • Los microorganismos, mediante la producción de quelantes como son los sideróforos, ponen a disposición de la planta hierro. Los microoganismos del suelo transforman el hierro del suelo en hierro absorbible para la planta.
  • Emisión de enzimas y fitohormonas
    • La capacidad de los microorganismos de producir hormonas, como las Giberelinas, ácido indol acético y butírico, los hacen unos buenos candidatos para promover la división celular y, por tanto, la elongación de la parte aérea y radicular de las plantas.
    • Los microorganismos emiten enzimas como la ACC desaminasa, involucrada en inhibir la síntesis de etileno producido ante un estrés.

 

Este campo está aún en proceso de desarrollo, aunque sí que se conoce la capacidad de los microorganismos de inhibir fitopatógenos, ya sea por producción de antibióticos, u otros métodos de antagonismo.

Bishnoi 2015

¿Cómo puede potenciarse esta actividad en el suelo?

En Herogra Especiales nos sumamos a la microbiología, como una aplicación más para los cultivos. El desarrollo, por parte del departamento de I+D+i de Herogra Especiales, del producto TOTEM® permite que se fomenten todas estas actividades vitales en el suelo, anteriormente mencionados.

TOTEM® mejora los nichos microbianos, la nutrición vegetal y la prevención frente a fitopatógenos. Además, TOTEM® renueva el ciclo constante de las actividades microbianas, mejorando la calidad del suelo y de los cultivos.

En definitiva, la aplicación de TOTEM® hace que el suelo se transforme de manera constante en un recurso sano y aprovechable para los cultivos y se eliminen los metales pesados y otros residuos generados por la acción antrópica.